Catégorie : appareillage de l’enfant

5) Las FORMAS SUCESIVAS DEL CONOCIMIENTO.

« La primera noción que podemos tener de un fenómeno acústico se sitúa probablemente en el córtex primario. En efecto, si medimos el tiempo de reacción de un individuo a un sonido determinado, constatamos que puede llegar a tiempos del orden de 140 ms. Sim embargo, el tiempo de llegada al córtex es del orden de 12 ms, la duración del potencial 30 ms, la respuesta motriz de la frontal ascendente al dedo (que presiona el disparador) es del orden de 60 ms. Deja solo, aproximadamente, 30 ms para la integración, es decir el reconocimiento de un fenómeno significativo. La rapidez de la respuesta depende de la atención; alcanza estas cifras solamente en caso de oposición simple: existencia – no existencia.

El fenómeno no-significativo debe ser identificado igual de rápido y so rechazo desencadenado por inhibición. Hasta nos podemos preguntar si ¿no se provocan rechazos sistematizados que no necesitan el conocimiento cortical, pero que serían acondicionados gracias al córtex para ser rechazados previamente a cualquier identificación consciente?

La estructuración de la imagen en un fenómeno significativo lleva, para el habla, a una simbolización. Volveremos a encontrar este mecanismo en la discusión de la naturaleza del fenómeno.

La abstracción primaria permite la simbolización y el establecimiento de unidades simbólicas que son los fonemas o palabras fonéticas. Es un primer efecto de clasificación de los mensajes significativos. El fonema es una unidad en sí.

Pasamos después al pensamiento verbal que permite la conceptualización con, como unidad, la palabra lingüística usando los símbolos fonéticos.

Las unidades, fonema y palabra, son más del orden analítico que verdaderamente dependientes: no se pasa del fonema a la palabra, pero se pasa de los elementos de la simbolización a los de la conceptualización. Esta noción es importante ya que es basada sobre estos principios que establecen la distinción fundamental entre el fonema y el conocimiento del lenguaje.

La integración auditiva es estructurada según la reproducción de la palabra. Para simplificar la lo expuesto no hemos tomado en cuenta este factor… » (1)

En el próximo artículo: la tabla « que permite seguir la trayectoria de los mensajes y situar el lugar respectivo de cada actividad en la función auditiva» (2).

JYM

(1) Profesor J.C. LAFON « mensaje y fonética» páginas 69-70.

(2) Profesor J.C. LAFON « mensaje y fonética» entre las páginas 68 y 69.

5) The SEQUENTIAL FORMS OF KNOWLEDGE.

The first perception we can have of an acoustic phenomenon is located in the primary auditory cortex. Measuring the response time of an individual to a specific sound shows that it can be as long as 140ms. Knowing that it takes 12ms to the signal to reach the cortex, that the action potential lasts for 30ms and that the motor reaction triggered by the afferent fibres of the cortex down to the finger (for pressing the switch) lasts for about 60ms, there is only 30ms left, approximatively, for the signal processing stage, i.e. the identification of a significant phenomenon. The response celerity relies on the attention paid to the signal, and it can only reach the above durations when the processing stage results in a basic, dual interpretation: existence vs non-existence.

A non-significant phenomenon has to be identified promptly and denied through inhibition. One can even wonder whether there is not some kind of systematic denial processes that do not rely on a global auditory cortical activation, but that would be conditioned through a cortical action, so that they are refused prior conscious identification.

Regarding the speech function, image patterning into a significant phenomenon results in symbolisation. We will describe this mechanism later, when we will discuss the nature of a phenomenon.

Symbolisation and the elaboration of basic units of symbols – i.e. phonemes and phonetic words – rely on primary abstraction. This is the first consequence of the classification of significant messages. A phoneme is a unit on its own.

We then move towards verbal thought – the basis for conceptualisation – which uses linguistic words as units and is based on phonetic symbols.

The basic units, phoneme and word, are more of an analytical nature than interdependent elements per se: there is no direct transition from a phoneme to a word, whereas there is a direct evolution from symbolisation elements to conceptualisation. This is an important notion, as those principles are the basis for the fundamental distinction between a phoneme and the knowledge of this phoneme, as well as between the language and the knowledge of language.

The structuration of auditory integration is based on the capacity to reproduce speech: for simplification purposes, this element was deliberately omitted herein. … » (1).

Coming next: the scheme “that helps to follow the pathway of messages across the auditory processing and to easily identify the field of action of every activity of the auditory function » (2).

JYM

(1) Professor J.C. LAFON « message et phonétique » (« message and phonetics ») pp. 69-70.

(2) Professor J.C. LAFON « message et phonétique » (« message and phonetics ») page 69.

3) La FUNCIÓN LINGUÍSTICA.

« La función lingüística se basa solamente sobre mecanismos psico-sistemáticos. La abstracción a partir de símbolos abstractos necesita circuitos de integración de una complejidad inverosímil; se encuentra únicamente en el hombre, cuando el simbolismo existe también en los animales. Su alteración patológica en el individuo que poseía el lenguaje se llama afasia, en el niño, por lo general, se trata de un retraso lingüístico.

Las funciones de integración y de lenguaje tributarias de los acondicionamientos, desarrolladas por el aprendizaje, no presentan alguna jerarquía en el tiempo. Si se pueden distinguir en la escala de la complejidad y de las cualidades psicológicas la formación de la imagen, la formación del símbolo y la del concepto, sería absurdo creer que la identificación pasa por estas tres etapas sucesivas por cada grupo fonético. Es lo que caracteriza la inteligencia humana: lograr identificar conceptos con un mínimo de imágenes. Estos tres estados (imagen, símbolo, concepto) son simultáneos y siempre confrontados. La ley del esfuerzo mínimo manda, permite establecer conceptos rápidos sin pararse en las funciones sensoriales: lo proprio de la inteligencia es reducir el número de circuitos utilizados (10). No obstante, hacemos continuamente una especie de encuesta de control, las redes memoriales permiten reconsiderar la simbolización y la imagen si el concepto no es congruente ».

(10): Contrariamente a la noción común, la inteligencia no es tanto la posibilidad de adquisición de los conocimientos que el uso lo más corto posible de los circuitos de integración. Responde a la posibilidad de establecer nuevas correspondencias funcionales por la creación de circuitos simplificados.».(1)

4) Las OTRAS FUNCIONES DE LA INTEGRACIÓN.

« No existe, como ya lo vimos, una sola representación acústica de los símbolos y de los mensajes. Por lo tanto describí también los aportes vibratorios, gestuales, visuales que completan las posibilidades de identificación acústica bajo la denominación de contingente no-auditivo.

A partir de la imagen, podemos obtener una respuesta-reflejo, es el acondicionamiento al sonido, que marca la posibilidad de discriminación entre una estructura acústica a la cual corresponde un significado, y otras señales acústicas no significantes.

Cuando una simbolización es posible, podemos obtener una respuesta en ecolalia, es la del loro, o una respuesta organizada según la significación del mensaje, es la del perro obedeciendo a la voz y a los órdenes de su amo. Pero, ni el perro, ni el loro son capaces de utilizar estos símbolos para construir nuevos conceptos significativos abstractos: estamos en la frontera del espíritu humano. » (2)

Próximamente en el artículo siguiente: la última función.

JYM

(1) Profesor J.C. LAFON « mensaje y fonética» página 68-69.

(2) Profesor J.C. LAFON « mensaje y fonética» página 69.

3) The LANGUAGE FUNCTION.

« The language function relies entirely on psycho-systematic mechanisms. It is a mechanism of abstraction based on abstract symbols and requires tremendously complex auditory integration circuits; it only exists in human beings, while symbolism is also found in animals. The pathological alteration of the language function is called aphasia in adults and, most of the time, ‘delayed acquisition of language’ in children.

The integrative function and the language function both depend on conditioned behaviours – developed through learning processes – and are not prioritised one over another over time. On a scale of complexity and psychological properties, the function of image formation comes first, followed by symbols and concepts elaboration. The identification process for each phonetic group goes by no means through each of these three successive stages. The essence of human intelligence relies on the capacity to identify numerous concepts from a minimum of images. These three stages (image, symbol, concept) occur simultaneously and constantly confront each other. The principle of ‘path of least resistance’ plays a crucial role here, as it allows a quick concept elaboration without taking into account the sensory functions: what defines intelligence is the capacity to reduce the amount of circuits involved (10). However, in human beings, a kind of ‘quality control’ – where memory networks check the symbol and image involved, in case the newly elaborated concept was not congruent – is constantly performed.

(10): Contrary to popular belief, intelligence is not so much about knowledge acquisition: it is about recruiting integration circuits for a limited period of time, which shall be as short as possible. It reflects the possibility to create new functional connexions through the elaboration of simplified circuits». (1)

4) Other functions that are part of the INTEGRATIVE FUNCTION.

« Symbols and messages, as seen earlier, do not produce one single acoustic picture. That is why I decided to reference, under the name of ‘non-auditory contingent’, the vibrational and visual elements as well as the gestures that are used for supplementing the acoustic identification process.

From one image, one can produce a reflex response: this behaviour is conditioned by a sound and shows how we can discriminate between an acoustic element linked to a specific signification, and other, irrelevant, acoustic signs.

When symbolisation is possible, we can either observe a response expressed in echolalia – as with parrots – or a response structured according to the signification of the received message: typically, a dog obeying its master’s voice and orders. However, neither parrots nor dogs have the capacity to use symbols for elaborating new, significant, abstract concepts: this is where we reach the frontier with human being.» (2) 

Coming next: the last function.

JYM

(1) Professor J.C. LAFON « message et phonétique » (« message and phonetics ») pp. 68-69.

(2) Professor J.C. LAFON « message et phonétique » (« message and phonetics ») page 69.

Los 23 últimos artículos permitieron evocar bastante ampliamente la AUDICIÓN y el LANGUAJE.

¿Pero cómo pasamos de la AUDICIÓN al LANGUAJE?

Varias funciones, escribe el Profesor J.C. LAFON, intervienen de la audición al lenguaje:

1) La FUNCIÓN ACÚSTICA.

2) La FUNCIÓN DE INTEGRACIÓN.

3) La FUNCIÓN LINGUÍSTICA.

4) Les OTRAS FUNCIONES DE LA INTEGRACIÓN.

5) Las FORMAS SUCESIVAS DEL CONOCIMIENTO.

« Los mensajes acústicos recogidos por la cóclea son integrados por el sistema nervioso, comparados a símbolos y reconocidos como elementos significativos. Esta función compleja representa la audición y la comprensión… » (1)

1) La FUNCIÓN ACÚSTICA.

« La función acústica corresponde al funcionamiento del oído medio y de la cóclea, entra en el marco de los estudios de la actividad fisiológica. Los sonidos transmitidos engendran vibraciones acústicas que dan a la membrana basilar una forma cambiante modelada según la resonancia coclear que llamamos « forma modelada coclear ». Es su perturbación que provoca las sorderas traducidas clínicamente por una elevación del umbral de la percepción de los sonidos. » (2)

La función acústica se suspende tan pronto se cruza el Órgano de Corti.

2) La FUNCIÓN DE INTEGRACIÓN.

« La función de integración establece la conexión entre esta forma modelada coclear y el lenguaje. Representa dos actividades: la primera, neurofisiológica, respecto a las vías auditivas y los centros; su estudio puede realizarse mediante la electrofisiológica. La segunda, psicofisiológica, basada sobre los circuitos memoriales, por lo tanto sobre asociaciones pluri-sinápticas; utiliza facultades psicológicas. No obstante, sus efectos se pueden estudiar mediante medidas fisiológicas por parte, la otra parte siendo accesible solamente a las observaciones psicológicas. Es el tránsito de los hechos a los fenómenos abstractos, de la imagen al símbolo. La patología de esta función es representada por la agnosia auditiva en el adulto, y por la falta o el retraso de integración en el niño, según se trata de una disfunción de las vías auditivas o de los circuitos memoriales; estos últimos pueden ser mejorados ya que parcialmente compensables. » (2)

En los dos artículos siguientes: las tres otras funciones.

JYM

(1) Profesor J.C. LAFON « mensaje y fonéticas » página 67-68

(2) Profesor J.C. LAFON « mensaje y fonéticas » página 68

(3) Profesor J.C. LAFON « mensaje y fonéticas » página 68-69

The past 23 articles detailed what HEARING and LANGUAGE were, individually.

But what makes the link between the HEARING and the LANGUAGE?

According to Prof. J.C. LAFON, several functions are required to make the transition from hearing to language:

1) The ACOUSTIC FUNCTION.

2) The INTEGRATIVE FUNCTION.

3) The LANGUAGE FUNCTION.

4) Other functions that are part of the INTEGRATIVE FUNCTION.

5) The SEQUENTIAL FORMS OF KNOWLEDGE.

“Acoustic messages received by the cochlea are processed and integrated in the nervous system, they are compared to previously acquired symbols and identified as significant elements. This function is complex and corresponds to both the hearing and the understanding…”(1).

1) The ACOUSTIC FUNCTION.

“The acoustic function relies on the combined functioning of the middle ear and the cochlea; it is part of the scope of physiological activity studies. The transmitted sounds result in acoustic vibrations that trigger a complex motion of the basilar membrane based on the cochlear resonance, that we call the “cochlea-dependent motion”. Impairment of the basilar membrane’s motion is a cause of deafness clinically identified by a rise in the sounds perception threshold.”(2)

The scope of the acoustic function ends at the organ of Corti level.

2) The INTEGRATIVE FUNCTION.

“The integrative function sets up the link between the cochlea-dependent motion of the basilar membrane and the language. It consists in two main activities: the first one, of neuro-physiological nature, concerns the auditory pathways and centres ; it can be studied by electrophysiology. The second activity, of psycho-physiological nature, relies on memory circuits and thus, on multiple synaptic associations; it is based on psychological capacities. It can be studied, on the one hand by physiological measurements, and on the other hand, by psychological observations. It is when facts are translated into abstract notions, and images into symbols. Impairment of this function results in auditory agnosia in adults, and, in children, it causes either an integration impairment or a delayed integration depending on whether it is due to a dysfunction of the auditory pathways or due to a multifunction of the memory circuits; the latter can be improved, as they can be partially compensated.” (2)

The three other functions will be discussed in the next two articles.

JYM

(1) Professor J.C. LAFON « message et phonétique » (« message and phonetics ») pp. 67-68

(2) Professor J.C. LAFON « message et phonétique » (« message and phonetics ») page 68.

(3) Professor J.C. LAFON « message et phonétique » (« message and phonetics ») pp. 68-69

« La descubierta del mundo exterior por el niño y la construcción de su relación con el mundo exterior constituyen progresivamente lo que se llama su lenguaje. » (1).

« El lenguaje es algo interiorizado, y la palabra es su expresión. » (2)

« El lenguaje es la forma de los movimientos del alma. No solo los figura: los provoca, los determina, los orienta, los eleva a la conciencia. Constituye el espíritu. » (3).

« El alma – vocablo tan necesario, aunque evasivo al igual que su objeto – en primer lugar es este principio de individualización supuestamente distinto al cuerpo donde brota, penetrándolo y formando un solo ser con este durante la vida. Mi alma, es mi campo de fuerzas, mi naturaleza, mi ser en su única inmanencia, la única substancia y el halo psíquico de mis yo plurales (a la diferencia – relativa y no absoluta – de mi espíritu que es mi ser en movimiento hacia el Ser, por lo tanto despierto a la trascendencia del Ser en el). » (4).

«…el alma es lo que nos permite desear, sentir, emocionarse, resonar, conservar memoria por todas partes, hasta enterrada, hasta inconsciente de nuestro vivido y, sobre todo, conectarse por afecto o por amor… El espíritu es lo que nos permite pensar, razonar, concebir, organizar, realizar, acumular conscientemente las experiencias para aprender y, sobre todo, comunicar por intercambio. Explotando los recursos fónicos del francés, tuve la oportunidad de proponer fórmulas que se querían « contundentes », como: « El espíritu razona, el alma resuena », « El espíritu se mueve, el alma se conmueve », « El espíritu es comunicación, el alma es comunión », « El espíritu yang ‘masculino’, el alma yin ‘femenino’ « Estas fórmulas, que tal vez son demasiado simplificadoras, tienen el mérito de mostrarnos el lazo íntimo que une los dos, al mismo tiempo de destacar lo específico de cada uno. » (5)

JYM

(1) Pr J.C. LAFON « Echantillonnage de textes » página 17.

(2) Pr J.C. LAFON « El niño sordo antes de los 3 años » Desafíos y obstáculos de la educación temprana, actos del simposio internacional organizado por la A.N.P.E.D.A. París 2, 3 y 4 de noviembre de 1979 página 145.

(3) Pierre EMMANUEL de la Academia francesa (sillón 4), fallecido en 1984, « Le goût de l’Un » página 173.

(4) Pierre EMMANUEL de la Academia francesa (sillón 4), fallecido en 1984, « Le goût de l’Un » página 16.

(5) François CHENG de la Academia francesa (sillón 34), « De l’âme » página 40-41.